TODO LO QUE HAY A NUESTRO
ALREDEDOR TIENE UN COLOR DIFERENTE SEGÚN LOS OJOS DE QUIEN LO MIRE...

viernes, 14 de enero de 2011

Dudas existenciales



Tengo una duda, una contradicción interna, no sé bien como actuar ni qué hacer. Tampoco sé muy bien como hacer el planteamiento, lo voy a intentar…

Cuando yo abrí este blog, lo hice con ganas y con mucha ilusión, es cierto que una cosa que me motivo mucho fue el blog de “La Profesora Chiflada”. Siempre he sabido que yo no se escribir bien, ni tengo las habilidades ni los recursos literarios necesarios, pero era como crear un cofre lleno de cosas mías, ideas, reflexiones, música, sensaciones, motivaciones, momentos, experiencias, todo lo que dentro de mi  va sucediendo a través de mis diferentes experiencias y momentos de mi vida, que no tienen porque ser ciertos o falsos, sino simplemente son sensaciones en momentos determinados que podrán o no cambiar. Es como desnudarse...


Aunque un blog es un espacio público y al alcance de todos para leerlo, en cierto modo me gustaba y me gusta que se lea y se opine, saber que opiniones tienen las personas sobre un mismo hecho o suceso, porque hay veces que cuando tenemos un problema solo vemos una salida y las personas que no están involucradas tienen quizás otras alternativas que cuando se esta dentro no se ven, y muchas veces eso ayuda. Pero me he dado cuenta que la cosa cambia cuando tienen acceso a tu blog personas que por los motivos que sea, no te gusta que accedan a esos pensamientos o momentos de tu vida.

Últimamente me ha sucedido algo como consecuencia del acceso a mi blog de determinadas personas, esto me ha ocasionado una serie de situaciones y sucesos, que bueno, se van capeando. La cuestión es que esto me ha condicionado totalmente mi libertad a la hora de expresar cosas sobre mí,  ya que no quiero compartir con determinadas personas mis pensamientos y reflexiones. Por lo que, aunque tengo muchas ganas de escribir sobre muchas cosas, no quiero hacerlo porque no quiero compartir esto con algunas personas. También, es cierto que, algunas de las personas que han leído mi blog a consecuencia de todo lo anteriormente expuesto, me agradan e incluso me gusta que lo lean.

Me planteo cerrar mi blog y abrir uno nuevo para poder realmente seguir dándole el uso que hasta ahora le había dado, que no es el de ninguna guerra ni el de ningún abanderamiento, pero me vería obligada también a cambiar mi Nick, porque sé que localizarían mi nuevo blog y de nada serviría. Entonces, me planteo también cambiar mi Nick y empezar de cero para poder seguir utilizándolo, pero esto genera en mí un conflicto personal.
Es una situación complicada porque realmente tengo claro que no quiero que a mi accedan determinadas personas de ninguna de las maneras, y no voy a escribir nada que me pueda hacer mas débil o vulnerable, no por nada, sino porque cuando hay mala intención la mejor arma para algunos es la vida personal de los otros, y me consta que si así lo hiciera se utilizaría en mi contra, y aunque la verdad siempre va por delante y el tiempo a todo el mundo pone en su lugar en nombre de la verdad y la libertad, no quiero ser golpeada una y otra vez con un fin básicamente simple, como es el de hacer daño, sin mas interés. Y después esconderse tras una risa o conversación de lo mas cínica, porque finalmente yo me veré arrastrada a esa situación y no quiero ser igual….

14 comentarios:

Pena Mexicana dijo...

Antes yo escribía otro blog diferente al que tengo hoy en día. Se me fue llenando de gente que no compartía determinados aspectos de mi vida, como es el afectivo que para mí es tan importante.
Como sentía que estaba limitada en mi libertad, lo cerré sin aviso, me mudé y cambié de nick. En caso de querer conservar a alguien se le avisa por mail de la nueva dirección. El blog es tu espacio y haces con él lo que quieres...

besos y suerte ;)

Anónimo dijo...

sin palabras me has dejado Tara, "la verdad siempre va por delante y el tiempo a todo el mundo pone en su lugar en nombre de la verdad y la libertad" eso es lo que ocurrirá, yo no cambiaría el blog ni el nick y seguiría escribiendo con más frecuencia eso si porque lo haces genial!! y quien no quiera leerlo que no se meta. no cambies nunca porque brillas por tu sinceridad, tu sencillez y tu paciencia. para los que lean este comentario me llamo JJS y lo que siento en este instante lo digo; TE QUIERO TARA

Pilo dijo...

Dificil situacion Tara, a mi tb me ocurrió hace tiempo y terminé cerrando el blog, años despúes he abierto este y me ha vuelto a pasar, no temo q usen contra mi lo q escribo pero si es cierto q no me apetece nada q sepan aspectos de mi vida o simplemente mi estado de ánimo..
No siempre hay q salir huyendo pero si decides hacerlo, tiene razón pena mexicana avisa por email a quien quieras...
Besos

Candela dijo...

Tara, si te dijera que la persona más asidua a mi blog es aquella con la que no querría compartir ni un superfluo pensamiento ¿me creerías? Pues así es. Sé que cada palabra mía la lee, la interpreta, que disfruta de mi momento bajo y se duele del bueno, que me juzga y hasta me dicta sentencia, pero si eso al principio me hacía dudar y filtrar mis propias palabras, llegó un momento en el que me dije que por nadie me iba yo a limitar mi libertad y hoy día me trae al fresco lo que piense esa persona o cómo va a interpretar lo que digo. Si te sirve de consejo, no te autolimites la libertad. Sé como eres, exprésate sin mirar quién va a leerte (además te expresas muy bien). Si cambiaras de blog un día sería también conocido (por otras personas quizás) y también llegaría el momento en el que te sentirías cohibida. No hace falta, bastantes limitaciones pone la vida como para ponérnoslas nosotras mismas... creo. ¡Animo!

Alson dijo...

Ambas posturas expuestas son viables. Más de una hemos cerrado un blog por las mismas causas y todo depende de la intensidad del desagrado y la magnitud de las consecuencias.
Yo lo cerré y me ha ido mejor...ojos que no leen palabras que no hieren.
Un beso canaria.

alejandra dijo...

Has simplemente lo que sientas. Cerrar el blog es simplemente bajar la cabeza y mirar para otro lado. Pero tú eres la única que puede saber como pasar este momento complicado. Ánimo

Ico dijo...

Sé lo que se siente cuando uno debe autocensurarse, frustración, desánimo.. pero leyendo los otros comentarios creo que haría como Candela, seguir con el blog, otra cosa sería que se utilizara tu vida personal para fastidiarte en tu trabajo... en fin...
cuánta veces me he sentido así, con gente que se siente aludida en los relatos, ansiosas de protagonismos o con ganas de hacer la pascua... pero libertad de expresión por encima de todo y al que no le guste que no lo lea..

Anónimo dijo...

El tiempo pone a cada uno en su sitio, lo que a veces no se ve es que el tiempo a quien coloca en su sitio es a nosotros mismos. Suerte en tu nueva andadura.

MAGAH dijo...

Si, evidentemente todas pasamos por ahí.
Me pasó infinidad de veces y como pude, dejando pasar un tiempo, seguí adelante y jamás lo cerré.
Me alegro de no haberlo hecho. No es mi problema el problema de los otros.
Y así se va creciendo y uno se va fortaleciendo.
Ojalá puedas no autocensurarte y cuidar tus espacios por sobre todas las cosas.
Abrazos Tara!

Lola (pecado,docape) dijo...

Esto es "el mundo desde tus ojos" ...
y a estas alturas de la vida Tara, te deberian resbalar tantas cosas...
La guerra que sí tenemos y con abanderamiento es nuestra libertad.
Te recuerdo un refrán que me repito desde mis 14 añitos y aún no lo solté - ande yo caliente y riase la gente-
Puedes abrir cuantos blog quieras, son gratis, pero este no lo cierres, es patrimonio .
Beso

Anónimo dijo...

eso te pasa por ser nudista, te vemos todita..
cecil

José Viridiana dijo...

Tara... Un blog representa, básicamente, el transmitir emociones a todo el mundo, sean o no de tu agrado. Que personas no deseadas lo lean es un daño colateral al que debes enfrentarte. Y lo que hagan esas personas con la información, no es problema más que de aquellos a los que les afecte... quiero decir... Si alguien utiliza lo que escribes en tu contra incluyendo a terceras personas, quizá lo que deberías es preguntar a esas terceras personas cuanto valoran lo que eres como persona y tu libertad para expresarte, ante todos, ante el mundo, ante la vida.

No cierres, no cambies, ni tu nombre, ni tu nick, ni tu blog, es precñísamente tu firma lo que te hace ser como eres y si eso cambia por terceros o por daños colaterlaes... dejaras de ser tu para convertirte en algo que no eres, da igual que sigas expresando lo que sientes... los demás no veremos mas que otro nick... otra persona... y los que realmente valoran lo que escribes, los que saben que lo que escribes es lo que sientes y padeces... se perderan algo muy importante... a ti!

Carpe diem!

Ana A. dijo...

Vivi lo que cuentas hace tiempo. Empecé en el mundo del blog por aprender para el trabajo y acabo siendo mi rincón más personal al que tenían acceso personas ante las que me volvía vulnerable y decidí cambiar de nick y crear mi espacio al que di acceso a las personas que quería que me acompañaran en el proceso catártico de la escritura. El "anonimato" lejos de alejarme de mí o de perderme sirvió para encontrarme. Supuso una revolución interior que derivó en cambios en mi vida personal, fuertes, hacia ese rincón donde quería estar. A veces el anonimato regala una libertad que te acerca más a lo que eres. A veces eres más tu ante personas que no te conocen, despues, si eres valiente, con el tiempo, aprenderás a ser ese tú "nuevo"ante todo el mundo. Es un proceso de desnudo y encuentro brutal. Suena raro, pero en mi caso fue asi.

Saludos.
Ana.

Verónica (peke) dijo...

No olvides que escribir te tiene que hacer sentir bien y comoda contigo misma, asi que si necesitas mas espacio, hazlo.

besotes de esta peke.