TODO LO QUE HAY A NUESTRO
ALREDEDOR TIENE UN COLOR DIFERENTE SEGÚN LOS OJOS DE QUIEN LO MIRE...

domingo, 16 de agosto de 2009

¿Ciudad o Isla?


Hace ya cinco años tome la decisión de venir a vivir a Canarias, los motivos fueron varios.

Soy de Madrid y allí he vivido hasta que decidí mudarme, y como un caracol metí todas mis pertenencias materiales y subí a un barco rumbo a las Palmas. Durante tres días que duro el trayecto pensé muchas cosas, y todos mis miedos e inseguridades salieron a flote como si de una terapia se tratase. La adaptación a la vida en la isla fue lenta y complicada. En Madrid, quedaron mi familia, mis amigos, mi casa, mi trabajo y todo lo que fui construyendo durante treinta años. Al principio fue complicado, porque todo eso crea añoranzas y nostalgias, que son duras de superar.

Por otro lado la vida es totalmente diferente en una isla que en una gran ciudad y eso se nota bastante. Hoy estoy completamente adaptada a la vida de aquí, he de decir que soy persona fácil para adaptarme.

Ahora se cierne sobre mí una sombra difícil de esquivar. Mi pareja me insinúa una y otra vez, su interés por mudarse a Madrid. Y no sé, esto abre viejas heridas en mí, que ya creía cicatrizadas. Entonces empiezo a pensar motivos que me llevarían a Madrid, por un lado pienso en mis padres, ya mayores que van necesitando ayuda, por otra parte volvería a retomar contacto con personas que dejé y que aunque lo mantengo telefónicamente, no es lo mismo, luego mis hermanas, los sobrinos, todo esto en cuanto a personas, y claro está, también pienso en las ventajas de la gran ciudad, todas las alternativas de ocio, culturales y el simple placer de pasear por las calles y lugares de Madrid que tanto me han gustado siempre…

Pero también están todos los vínculos que he ido creando aquí, con personas, entorno, naturaleza…

Si lo pienso detenidamente me gusta mas vivir aquí, el estilo de vida siento que va más con mi yo mas interno, las viviendas me gustan más, las casas tienen azotea como en Andalucía, son más grandes y espaciosas. Las distancias son más cortas y el clima más agradable. No se bien explicarlo, pero la calidad de vida para mi es mejor.

Aquí vivo en una casita con jardín, vistas al mar y grandes ventanales, mis dos perros y mis dos gatos, disfrutan de espacio y libertad. Creo que volver a Madrid, a una ciudad en sí, me haría más infeliz, quizás disfrutaría menos del día a día, no sé, qué difícil es una decisión así, siento que tengo el corazón divido.




9 comentarios:

Calvin dijo...

Complicada decisión. A mi la idea de isla me agobia un poco, pero que tengas claro que no tiene precio tener una casa con luz, con terraza y sin ruidos ni humos.

Ico dijo...

Como vivo en una isla, a veces, fantaseo con la idea de vivir en una gran ciudad, sobre todo lo que aquí falta, aunque cuando voy allá lo disfruto veo a la gente estresada, triste, antipática,.. nadie disfruta de los museos, ni de las exposiciones,.. las distancias son enormes, se pasan media vida del trabajo a la casa, llegan agotados y sin ganas de acudir a los sitios que aquí me falta.. sin embargo cuando vuelvo a mi isla pienso.. ¡¡cuánta suerte tengo¡¡

Candela Cano dijo...

Tara, lo tienes difícil. Si tu pareja sueña con iros a Madrid, si allí tienes a tus padres que se hacen mayores... no sé cuánto tiene que pesar tu deseo de seguir en ese sitio que elegiste para compensar la otra parte. Siempre te queda ir buscando no muy lejos de Madrid una casa que cumpla esos mínimos requisitos de los que ahora disfrutas.

Pena Mexicana dijo...

No puedo opinar, es una decisión tan dura y tan personal que me sentiría intrusa dándote una opinión cuando ni siquiera te conozco, que no te he leído mucho ni siquiera... pero no pude evitar decirte que tu post me conmueve porque me lleva a otro momento de mi vida. Un momento que espero no tener que repetir nunca. Te deseo suerte, sea cual sea la decisión que tomes, será la correcta según el momento y las circunstancias.

alejandra dijo...

Si nos pudiesemos quedar con un poquito de cada...mmm

Tantaria dijo...

Después de vivir en media España, me he dado cuenta de que lo que me importa es tener cierta calidad de vida. Donde sea, pero calidad de vida. Ahora bien, ¿qué te proporciona a ti ese bienestar?Debes investigarlo Tara. A mí me costó tela irme de Gran Canaria y decidí venir a Sevilla, con mi familia...

pecado dijo...

Como isleña tambien le doy vueltas a esa idea de irme a donde el agua no me cerque y sea tan caro desplazarme...pero Madrid tampoco seria el destino ideal, yo apuesto por Granada, mar y montaña y a horas con mi carro de Madrid para saciar el hambre de Civilización.

Nefer dijo...

Por lo que has expuesto, yo si fuera tú lo tendría claro: ISLA!
Besos

Lena de mar dijo...

Esta decisión es difícil... en el fondo sabes realmente lo que quieres, aunque se hace duro cuando no depende solamente de ti la decisión, está tu pareja. En fin... medítalo, meditadlo juntas y tomar una decisión "ecológica" que valore todos los pros y los contras.

Siempre que decidimos, perdemos algo en el camino... pero la vida sigue.

Un abracito salino